La vitamina B3 equilibra la glucosa y nutre la piel

Piel bien protegida: La vitamina B3 o niacina nutre el sistema nervioso

La niacina o ácido nicotínico (vitamina B3) es necesaria para una buena función nerviosa, mantener una piel sana y una digestión normal. Se absorbe bien y se distribuye por el organismo. Es perfecta para personas prediabeticas. Aunque sus fuentes alimentarias son abundantes, hay una importante síntesis intestinal a partir del aminoácido triptófano (60 mg de éste corresponden a 1 mg de ácido nicotínico). Para ello se requiere una flora sana y las vitaminas B1, B2 y B6 como cofactores.

Es la vitamina más estable del complejo B a la oxidación, a los agentes alcalinos y a la luz, pero se pierde mucho cuando se remoja en agua. También resulta afectada por la cocción a más de 100º C.
Una carencia intensa produce pelagra, enfermedad que causa diarrea, inflamación de las mucosas y una dermatitis que oscurece la piel y la descama. Si no se trata puede inducir demencia. La cantidad diaria recomendada (CDR) de B3 son 9-12 mg para niños, 15-18 mg para adultos y 20 mg para embarazadas.

Funciones biológicas

La niacina está presente en todos los tejidos del organismo, pues forma parte de dos coenzimas (NAD y NADP) que intervienen en la respiración celular. Sus funciones específicas son:

  • Metabolismo. Actúa, junto con otras del complejo B, para liberar energía de los carbohidratos y es necesaria para que las células utilicen el oxígeno. Interviene en la síntesis de proteínas, ADN y ácidos grasos, y es esencial para el crecimiento.
  • Sistema digestivo. La carencia de niacina produce inflamación de las mucosas que revisten el tubo digestivo. Aparecen aftas en la boca y la lengua se hincha y duele. También origina diarrea, picor y malestar en la zona rectal.
  • Sistema nervioso. Incluso una leve carencia de niacina tiene efectos adversos sobre el sistema nervioso. Entre sus síntomas destacan la debilidad, la irritabilidad, la ansiedad, la depresión y los problemas de memoria.
  • Circulación y presión arterial. El ácido nicotínico estimula la circulación y contribuye a dilatar los vasos, lo que conlleva una reducción de la presión necesaria para que la sangre circule por ellos.
    La niacina forma parte de los complejos vitamínicos: actúa como equilibrante del metabolismo y tiene efecto tranquilizante.
    Puede usarse en estas patologías:
    -Colesterol sanguíneo. A dosis elevadas (de 500 a 2.000 mg), el ácido nicotínico reduce los niveles de colesterol con igual eficacia que los fármacos. Estas dosis deben ser supervisadas por un médico, ya que pueden causar sofocos y, a largo plazo, efectos sobre el hígado.
  • Trastornos psíquicos. Es útil en el tratamiento de la esquizofrenia y también en la psicosis maníaco-depresiva porque regula el metabolismo del litio.
  • Favorece la diabetes. La B3 es un factor de tolerancia a la glucosa, un complejo bioquímico que ayuda al normal mantenimiento del nivel de glucosa en la sangre.
  • Piel y cabello. Interviene en la síntensis de colágeno, protege la piel de las alergias y participa en el crecimiento, conservación y pigmentación del cabello

Estudio sobre vitaminas y diabetes

d2dstudy.org

Deja un comentario